Necesito toda una vida para honrarte y recordarte

Puedes compartir en:

Por muchos años que pasen,

Necesito toda una vida para honrarte y recordarte

 

Necesito toda una vida para honrarte y recordarteToda la vida me acordaré de esa fecha, tu fecha…

Toda la vida me acordaré de ese día…

Toda la vida me acordaré del lugar, cada uno de ellos diferente…

Toda la vida me acordaré de ese momento en el que la sangre fluía y mis lagrimas también…

Toda la vida me acordaré de las palabras que me dijiste, no recuerdo tu cara pero si tus palabras, sin mirarme a la cara, fueron como puñales que se clavaron en mi alma. Con las piernas abiertas y el corazón desgarrado, sola, sin un lo siento, sin una muestra de empatía, sin un abrazo para consolar mi llanto…

Toda la vida me acordaré de esa farmacia, de esos churros con chocolate que se nos agriaron, esa camiseta de rayas y esa boda que nunca olvidaré…

Toda la vida me acordaré de esa primera ecografía, locos buscando un ginecólogo en pleno mes de agosto, un peto vaquero y un viaje al sur anecdótico….

Toda la vida me acordaré de un dolor paralizante en la calle, tener que agarrarme a la pared, un test que no dio tiempo a hacer, sentir tu pequeño cuerpo, verlo salir del mio a la vez y sin poder evitarlo…

 

Por muchos años que pasen, necesito toda una vida para honrarte y recordarte…

 

A veces sueño e imagino cómo habría sido, vuestra cara, vuestra sonrisa, un abrazo, un instante a vuestro lado pero no pudo ser…

El cuerpo tiene muchas formas de protegernos y hacernos olvidar es una de ello. Durante todos estos años he tenido lagunas sin saber a qué era debido ahora ya lo sé, era fruto del cuerpo para evitar el sufrimiento, el dolor y no saber cómo encajar algunos acontecimientos que en aquel momento me desbordaban y no era capaz de gestionar…

Hace un tiempo, mi cuerpo me dejó reconstruir muchos de esos recuerdos guardados inconscientemente. Los pude ver todos, como si fuera una película y yo la espectadora. Ante mi pasaron todos esos momentos, sentimientos, vivencias y situaciones que no recordaba y fue algo que agradecí mucho, porque lo necesitaba…

Necesitaba enfrentarme a la realidad completa, consciente y sin tapujos para seguir aceptando y transitando mi camino. Comprender esos momentos en los que ahora si entiendo, respeto y acepto el dolor que sentía, esos momentos de rozar la locura y no tener donde agarrarte, esos momentos de sentirte sola y caer al vacío…

El regalo más grande que me habéis hecho cada uno de vosotros sin saberlo, es elegirme como madre, a pesar de la fugacidad, a pesar de las situaciones, ha sido y es un camino de crecimiento personal inmenso y que sin vosotros no habría sido posible, gracias por elegirme y gracias por ser parte de mi vida, os quiero!!

 

Me quedo con todo, porque con cada momento y cada vivencia buena y no tan buena hoy soy la mujer que soy, la madre que soy y he podido tranformar todo ese dolor en AMOR hacia mis hijos, en AMOR hacia mi misma y puedo acompañar a otras mujeres en su camino… GRACIAS!!

 

Necesito toda una vida para honrarte y recordarte

 

 

Un abrazo!!


Puedes compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Julia Bernal Arroyo.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Induscomp que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.