¿Tienes hijos? Una pregunta que puede parecer simple

Puedes compartir en:

 ¿Tienes hijos? Una pregunta que puede parecer simple…

 

Sin tener que investigar mucho para dar una respuesta a simple vista…

No hay mucho que pensar para responder ¿no?

Y sin embargo, puede ser una daga que hurga en una herida abierta…

En el dolor de una madre que ha perdido a su hijo, una madre que está aprendiendo a recomponerse, está aprendiendo a vivir, a comprender la vida sin un hijo en sus brazos, a vivir el duelo, a caer, a levantarse…

¿Tienes hijos? Una pregunta que puede parecer simple, para ti puede ser una pregunta sin más…

Por preguntar algo, como hablar del tiempo y sin embargo, para una madre que ha perdido a su hijo puede ser una pregunta que le nuble el día o incluso los días siguientes, dependiendo del momento en el que se encuentre…

Así en frío se me ocurren muchas respuestas, dependiendo de la persona, el tono y la confianza que tengamos con ella…

Pero realmente en muchas ocasiones en el momento en el que nos preguntan el dolor impide dar una respuesta real, dices no y piensas en tu hijo, en el bebé que se fue y no volverás a ver…

¿Tienes hijos? Una pregunta que puede parecer simple y sin darte cuenta sigues con el tabú, sin darle a tu hijo el lugar que se merece, el que le corresponde en su vida, en la tuya, en tu cuerpo, en tu familia, en tu entorno, en la vida…

Una mujer que ha llevado en su vientre un ser, un bebé, es madre, es madre desde el momento en el que se produce la unión del óvulo con el espermatozoide y nadie puede cambiar eso, da igual que el embarazo dure minutos, horas, días, semanas…

Ese bebé ha dejado una huella, ha dejado una marca en su madre, en su cuerpo y por ello deben tener el lugar que les corresponde en tu vida, en el árbol genealógico familiar, sin importar el tiempo que estuvieran, sin importar nada más que estuvieron en nosotras.

Muchas veces su estancia es tan fugaz que la mujer no llega a percibirlo, puede que nunca sepa de forma consciente que estuvo embarazada.

Sin embargo en otras ocasiones, la mujer tiene como un sexto sentido que le indica algo y siente incluso antes de saber con seguridad que en su vientre comienza una nueva vida… Dependiendo de la conexión que tengamos con nosotras mismas, con nuestro interior, con nuestros instintos más básicos.

Vivimos en una sociedad en la cual la pérdida de un hijo se mide por semanas y todavía no han inventado un aparato que mida el dolor, por tanto debemos aprender a respetar el dolor de una madre que ha perdido a un hijo en su embarazo o tras él. Medir las palabras y si no sabes que decir mejor no digas nada…

Siempre digo que no se sabe lo que es hasta que se pasa o alguien cercano a ti lo sufre, nadie camina con tus zapatos para saber donde te molesta al andar…

Soy mamá de Gregorio, Isaac, Elena e Iria en el cielo y Saúl en la tierra y me siento muy afortunada de ser su madre cada día, me siento muy orgullosa de que me eligieran como madre y de haber conocido la otra cara de la maternidad que me ha permitido conocer la muerte y la vida desde otra perspectiva y descubrir que es el amor incondicional entre otras muchas cosas…

 

 

 

Un abrazo!!

 


Puedes compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Julia Bernal Arroyo.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Induscomp que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.