Un ritual de tinta en mi cuerpo para siempre por mis hijos

Puedes compartir en:

Un ritual de tinta en mi cuerpo para siempre por mis hijos

 

Un ritual de tinta en mi cuerpo para siempre por mis hijos

Me gustan mucho los tatuajes y me llamaba mucho la atención hacerme uno para tener algo físico de mis hijos en mi cuerpo, para llevarlos siempre, al igual que los llevé dentro de mi…

Hoy quiero compartir un ritual de tinta para siempre en mi cuerpo por mis hijos…

Llevaba tiempo pensando, en hacerme un tatuaje sin llegar a encontrar realmente algo que fuera significativo y/o lo suficiente especial para cubrir una zona de mi cuerpo con tinta para siempre.

Pensaba en algo que fuera una prueba evidente de su paso por mi vida.

Un símbolo que pudiera mirar todos los días en mi cuerpo y sentirme orgullosa de cada uno de ellos, de todo lo que me han enseñado con su existencia, con su vida y con su muerte.

Una imagen que me hiciera tomar consciencia de la transformación que una madre puede llegar a tener cuando muere un hijo, de cómo te cambia la vida y cómo aprendes a mirar con otros ojos la vida y la muerte…

Le di muchas vueltas, busqué, vi muchas imágenes, muchos tatuajes, algunos de ellos preciosos y realmente obras de arte.

Pero no encontraba un dibujo o un símbolo que tuviera para mí el valor y el significado que yo realmente quería para ellos.

Al igual que ocurrió con mi cajita de recuerdos, tenía que ser algo muy especial, hecho con mimo y esmero por y para ellos tardara el tiempo que tardara.

Cada uno de ellos ha sido único y especial en mi vida y con cada uno he tenido una experiencia y vivencia que a veces cuesta expresar con palabras…

En agosto se cumplía el aniversario de dos de mis peques y quería hacer un ritual diferente a lo que he estado haciendo durante estos años y sentí que era el momento adecuado para hacer un ritual de tinta en mi cuerpo para siempre por mis hijos.

Un ritual no es solo el momento en el que se realiza, sino todo el proceso de búsqueda, investigación y recopilación de todo lo necesario hasta llegar a la realización del mismo, sea un ritual sencillo o laborioso.

Con independencia de lo que pueda ser para el resto debemos pensar en lo que significa realmente para nosotros ese ritual y en lo que queremos conseguir con el.

Por ello, cada persona necesita un tiempo y un espacio para que ese ritual llegue a su final y realmente sea una experiencia sanadora o reconfortante para quien la realiza y pueda así cumplir su objetivo.

Tengo que decir que yo tenía una idea muy diferente a lo que fue el resultado final, pero estoy encantadísima con cada gota de tinta que llevo en mi antebrazo y todo lo que en su conjunto representa para mi.

En el proceso de búsqueda, pregunté en varios sitios que me habían recomendado personas cercanas y me quedé en el lugar donde hubo feeling y donde en ese momento concreto supieron captar mi idea, lo que sentía, sin tener que posponer o eliminar nada de lo que yo quería tener en ese tatuaje por lo que significaba para mi.

La obra de arte que llevo en mi antebrazo fue realizada por Silvia Cánovas, la puedes encontrar en Maniac Maison Tattoo.

Sin duda ha sido un trabajo excepcional, muy profesional y repetiría que no lo descarto…

La causalidad me llevó a que la cita para hacerme el tatuaje fuera en un día muy significativo para mi y sin duda fue un momento vivido con mucha consciencia y con muchos nervios también.

Sabiendo que cada minuto allí, tenía un valor muy especial para mi, cada tramo de ese dibujo y el dolor que pudiera sentir en aquel momento estarían sanando mi dolor, mi duelo por otra muerte muy reciente y me ayudaría a dejar salir mis emociones…

Y así me encontré, sintiendo cada gota de tinta que la aguja iba introduciendo en mi piel, viendo como se dibujaba cada símbolo, cada detalle que conformaría el tatuaje, mi ritual, un homenaje de aniversario a mis peques, un ritual de tinta en mi cuerpo para siempre por mis hijos…

Si me preguntas por su significado, la respuesta es: lo que tú quieras ver.

Realmente cada uno da una interpretación de lo que ve y lo que siente, es como el arte cada uno tiene una percepción de una misma obra y el autor es libre de compartir o no su significado real o aquello que le inspiró a hacer su obra.

Yo hoy hago lo mismo, comparto esta pequeña gran parte de lo que significa para mi este tatuaje y el lugar dónde lo llevo y el resto me lo reservo para mi, quizás algún día escriba la historia completa y la comparta…

Un ritual de tinta en mi cuerpo para siempre por mis hijos, sin duda un ritual muy significativo que llevaré conmigo cada día…

Este es el homenaje a mis hijos, un ritual muy especial y significativo y en este video comparto algunos momentos de su proceso, te invito a verlo al completo:

 

Y tu qué ritual has realizado por tus hijos, te animas a compartirlo?

 

 

 

Un abrazo!!


Puedes compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *