Entre mis manos he tenido tu vida

Puedes compartir en:

Entre mis manos he tenido tu vida…

 

Entre mis manos he tenido tu vidaHoy es un día soleado, como otro cualquiera, de febrero.

Sin embargo, un acontecimiento importante lo ha hecho diferente y ha desencadenado un proceso repetitivo que yo ya he vivido…

Entre mis manos he tenido tu vida…

Ha sido una visita fugaz y con ella emociones y sentimientos que ya he pasado y he vivido anteriormente…

Me siento como en un sueño…

Quiero despertar y que esto solo sea un sueño y a la vez soy plenamente consciente de lo que está sucediendo…

Nuevamente la maternidad llega a mí y tu vida se escapa ante mis ojos sin poder hacer nada para evitarlo…

 

Esta ocasión es una gran oportunidad para mí, para cerrar un ciclo de dolor y comenzar otro nuevo.

Para actuar desde esa consciencia que ahora tengo, con la información y herramientas que durante este tiempo he descubierto y que son muchas.

La más importante hoy, es poder decidir.

Poder decidir de forma libre, sin presiones, qué hacer y cómo hacerlo, dejar salir lo que siento, llorarte y despedirte con amor en la intimidad de nuestro hogar…

Entre mis manos he tenido tu vida, la he encontrado ya pausada y siento que tu alma se ha ido a otro lugar, un lugar donde quizás algún día nos podamos reencontrar y abrazar…

Me siento en estado de shock no te esperaba y te encontré de forma fortuita, aunque tu me estabas avisando a través de mi cuerpo, no vi las señales…

 

Te he visto, he podido saber que has estado dentro de mí, que mi vientre durante unas semanas ha sido tu hogar y sin saberlo de forma inconsciente he cuidado de ti…

 

Este momento es alegre y triste a la vez…

Por un lado la alegría de haber compartido contigo estos días y ser mamá de nuevo y por otro, la tristeza de que te hayas ido…

 

Sé que donde vas no vas a estar sol@, tus herman@s cuidarán de ti y aunque no podamos estar juntos ahora, una parte vuestra está conmigo en mi corazón y siempre os llevaré en él…

Esta vez si soy consciente y me siento fuerte, preparada y capaz de ponerle nombre a lo que me está ocurriendo, desde el momento en el que te vi…

Tengo las herramientas que necesito para transitar tu muerte, tu duelo y además, tengo el apoyo de otras personas en las que poder confiar y con las que poder hablar.

Un entorno dónde expresar mis emociones, mis sentimientos y poder llorar tu pérdida sin juicios…

 

Esta vez si que he podido hacer tu duelo desde el inicio, darte el lugar que ocupas en nuestra familia y una despedida como te mereces.

Hoy todos en casa hemos hablado de ti y del viaje que has emprendido, que seas muy feliz allí donde vas y puedas tener la vida que aquí no has podido tener, siempre tendrás tu lugar aquí!!

 

 

 

Un abrazo!!

 


Puedes compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *